Consejos para ahorrar energía con tu iluminación

¿Sabías que puedes reducir tus facturas gracias a una iluminación más eficientes? En este artículo te explicamos cómo es posible y cuáles son las tarifas del mercado que te ayudan a ahorrar.

¿Cuál es la tarifa que te ayuda a ahorrar?

Si de ahorrar energía se trata, la cuestión generalmente gira alrededor de gastar menos o de una tarifa reducida. Pero realmente creemos que se trata de gastar mejor y de ubicar nuestra línea de consumo adecuado. Las compañías comercializadoras te presentan opciones para revisar y evaluar. Por ejemplo la tarifa PVPC de Naturgy, Endesa o Iberdroa nos propone una opción para pequeños consumos. Visita Naturgy y comprueba esta opción que también tienen otras empresas.

Para comenzar a ahorrar comienza por seleccionar la mejor empresa, con un proceso de análisis de sus ofertas. En estos casos, recuerda que las comercializadoras tienen en sus páginas web, enlaces preparados para atenderte. De nuevo como ejemplo, el contacto con Naturgy, Holaluz o Repsol puedes realizarlo de muchas formas como ingresando a su sitio en internet, llamándoles a sus números telefónicos o visitándoles en sus oficinas. Infórmate sobre los medios de contacto con las empresas y evalúa las condiciones que te ofrecen.

La iluminación y el consumo de energía

Desde que nació la iluminación artificial nos hemos hecho adictos y dependientes de los focos y bombillas. Acompañan nuestras vidas pero también incrementa notablemente nuestras facturas de fin de mes. De hecho el consumo para hogares promedio con algo más de 10 puntos de iluminación es de 20,47 euros mensuales por uso de bombillas incandescentes, realmente significativo.

Dicho consumo debe integrarse a un uso excesivo de la iluminación artificial, así como el calor generado por este tipo de bombillas. Además, de rutinas que practicamos que colaboran a un consumo excesivo que podemos y debemos controlar. El uso eficiente de bombilla, incluso si son de las tradicionales, significaría ahorro, imagina lo que se puede lograr con bombillas ahorradoras y que no emitan mucho calor.

Ahorrando energía en la iluminación

En este caso, se trata básicamente de seleccionar la mejor tarifa en primer lugar pero después, debemos realizar algunos cambios.

  • Cambiar todos los focos incandescentes por bombillas led, el consumo baja considerablemente de los primeros en 60 W promedio a 7 W para las segundas.
  • Mantener limpios los focos y las pantallas asociadas a cada uno.
  • – Adaptar la decoración a través de trucos de iluminación indirecta para uso diurno. Tragaluz transparentes, ubicación de espejos reflectantes, colores claros que reflejen mejor la luz. Son solo ideas que puedes completar con creatividad.
  • Colocar sensores de movimiento para espacios cerrados como closets y guardarropas con la idea de encender la bombilla solo cuando estemos allí.
  • Mejorar el uso de bombillas maximizando su colocación en función de su necesidad real. Muchos focos no necesariamente implican mejor iluminación. Prueba con regletas led o con luz indirecta en suelos y adornos de pared.

En fin que las posibilidades son muchas y como te indicamos dependen más que nada de disposición, creatividad e imaginación. Así mismo, debes considerar la colocación de dispositivos para encender y apagar automáticamente las luces. Esto implica planificar tus rutinas lo que además te brindará beneficios en cuanto a optimizar el resto de tus actividades.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos

Responsable: José Ibáñez Molina

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra Política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.