Luces para baño, las mejores opciones

Sí. Si hablamos de luces para baño, hay luz más allá de los focos.

Es más, hasta nos atrevemos a hablar de lámparas para baño (y no apliques) sin que se nos caigan los anillos.

Incluso a volvernos locos y hablar de lámparas colgantes para baño.

Lo cierto es que siempre y cuando se respeten los mandamientos de la correcta iluminación de este espacio, de los que ya os hemos hablado, se puede utilizar una gran variedad de luminarias.

Pero empecemos por el principio. Recuerda que siempre vas a necesitar una luz general.

La luz general de baño debe siempre suave.

Esta luz es suave, de modo que este espacio en principio frio por sus elementos característicos (duchas, lavabos y wc) adquiera toda la calidez que seamos capaces de aportar.

Espejos retroiluminados y oscuros. Para esta luz ya os hemos hablado de los bien que puédan los espejos retroiluminados. y los oscuros que nos son otras cosa que luces integradas en los elementos arquitectónicos de las estancia y que se suelen preveer en obra.

Recuerda que para luz general la temperatura de color debe ser de 3000º k. Cálida y agradable.

Pero no todo baño es de loza, ni toda casa integra modernas reformas. Por eso tienes multitud de opciones distintas que pasamos a detallarte:

Apliques: Una opción que no por clásica es menos funcional y elegante. Nos encanta cómo quedan los aplique sencillos de líneas rectas y depuradas. En nuestra colección tenemos varias opciones que puedes consultar.

Lámparas con Tija: A medio camino entre un aplique y una lámpara colgante. La tija es una solución que nos parece especialmente adecuada para los baños de altos.

La lámpara Calder es una espectacular lámpara de doble tija perfecta para baños amplios.

Luces para baño
Lámpara Calder de doble Tija

Lampara colgantes: Es la lámpara que nunca te planteas colocar en un baño. Pero si las dimensiones de tu baño lo permiten, no te cortes, eso sí cuidando siempre que el tamaño de que la lámpara que vas a colocar esté dimensiónala con el espacio. Te sugerimos que te decidas por colgantes no muy grandes y, ¿por qué no? con un toque de color.

Lampara para baño
Lámpara colgante Rock & bola

Neones: Si le quieres dar un toque de garito al baño, te recomendamos un neón cerca del lavabo o la bañera. Combinado con unos oscuros y un espejo bien iluminado le pueden dar un toque gamberro o chic a tu baño.

NEON 7
Imagen: vía Pinterest.

La luz puntual debe ser siempre dirigida y focalizada.

En este caso, los focos Sí son casi indispensables y probablemente la mejor solución para que puedas realizar tus rutinas diarias y no salir de casa pensando en que necesitas con urgencia un buen retrovisor de coche al que asomarte para retocar tu look facial.

Los focos con tulipas de cristal reparten la luz en 360º y evitan deslumbramientos.

Una duda que resolvemos a menudo es la cantidad de focos recomendada para iluminar correctamente un espejo. El mínimo número de focos necesarios es dos, uno a cada lado del espejo y a ambos lados de la cara para evitar sombras indeseadas.

colgante Calder 2
Tres focos Keppler combinados con lámpara Calder.

A partir de ahí, los que te pida el cuerpo.

Nos gusta mucho como queda la combinación de tres focos Keppler sobre el espejo, pero tambien te puedes decidir por Keppler de menor tamaño y más cantidad buscando un efecto tocador y que también funcionan de maravilla en espacios comerciales como peluquerías o salones wellness.

luces para peluqueria 6
Espejos retroiluminados y focos Keppler.

Así que sí, finalmente los focos, aunque no debe ser la luz única de tu baño, si es un complementos esencial. Por nuestras parte, es una luminaria que trabajamos mucho por su gran gama de posibilidades (no únicamente en el baño)

Trabajamos tanto el diseño, como su fabricación y acabados. Todas nuestras lámparas y focos los fabricamos personalmente en nuestro taller o recurrimos a artesanos locales si alguno de ellos incorpora alguna pieza de algún material que no se cuente entre nuestras especialidades como la madera. Apostamos por artesanos y proveedores locales y, en la medida de los posible, trabajamos con nuestros proveedores el kilómetro 0.

En nuestro taller montamos y acabamos personalmente cada una de nuestras lámpara y supervisando el trabajo de principio a fin, desde su diseño hasta que está colocado en casa de nuestros clientes a quienes, a menudo, asesoramos tanto en el momento de la selección de la luminaria más adecuadas como de las mejores soluciones para su colocación.